miércoles, 21 de mayo de 2014

¿Qué es el comunismo?

Asamblea del Soviet de Petrogrado, en 1917. Los Soviets o Consejos, son un
sistema de asambleas populares, que facilitan la gestión y toma de decisiones
por parte de la mayoría social no privilegiada. En él se basan los Estados o
Repúblicas obreras que adoptaron como sistema o modo de organización
económico-social el socialismo, o "fase inferior del comunismo". Dichos
organismos vieron reducidas sus funciones a poco más que un aparato
meramente formal o consultivo durante la época stalinista, rompiendo así
con uno de los principios claves del socialismo, que es la propiedad y
control social de los medios de producción, que brilla por su ausencia
en un Estado donde el poder sobre dicha propiedad la ejerce la camarilla
gobernante de turno.
El comunismo se divide en dos etapas:
1. etapa inferior del comunismo, o socialismo.
2. etapa superior del comunismo, o comunismo propiamente dicho.

El socialismo es un sistema donde el pueblo ha tomado el poder y ha creado un sistema político, o Estado, que impide a las viejas clases privilegiadas retomarlo. Es un Estado basado en la democracia popular o participativa, diseñado para la participación y toma de decisiones por parte de las mayorías no privilegiadas.

El comunismo es un sistema donde las clases sociales han sido completamente abolidas, por tanto no se necesita un Estado popular u obrero para impedir que las viejas clases privilegiadas vuelvan al poder. Para ello, el socialismo se habría extendido a escala internacional (ya que si no sí existirían clases privilegiadas, que aspiran a retomar el poder de forma violenta, aunque sea en otra parte del planeta).


Lo que había en la antigua Unión Soviética, de Stalin para adelante, no llegaba ni a la fase inferior del comunismo, o socialismo, porque la toma de decisiones no se basaba en la participación de las mayorías.

Bien, dicho esto, ¿ha habido algún sistema socialista o de "fase inferior del comunismo" que haya podido funcionar en la historia? Sí ha habido sistemas que han alcanzado la etapa inferior del socialismo:

La Comuna de París, las Repúblicas Soviéticas antes de que Stalin tomase el poder e impusiese su dictadura. Marinaleda. En la actualidad el Estado indio de Kerala. O la célebre República de los Consejos de Baviera.

Son sistemas donde las mayorías ejercían o ejercen el poder. Pero existe una forma de Estado popular que impide recuperar el poder a la burguesía.

Entre los muchos ejemplos existentes a lo largo de los últimos dos siglos y una década y media, podemos citar el de la "República de los Consejos de Baviera o República Soviética de Baviera (en alemán: Bayrische Räterepublik, también llamada Münchner Räterepublik)", algunas veces recordada como el "Consejo de Baviera" o "Soviet de Baviera", que, según podemos leer en el siguiente enlace:  [ https://es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_Sovi%C3%A9tica_de_Baviera#Historia ] "fue una breve administración revolucionaria que consistía en una serie de consejos obreros, campesinos y soldados federados y un gobierno coordinador que fue formada en el estado alemán de Baviera entre finales de 1918 y principios de 1919, durante los primeros días de la República de Weimar, tras la derrota del país en la Primera Guerra Mundial. Se trata de la segunda fase de la Revolución de Noviembre, que provocó la caída de todos los monarcas de Alemania en el año anterior. [...] Sus seguidores ejecutaron un plan de reformas políticas y económicas copiadas de la Rusia bolchevique: expropiación de dinero y valores, expropiación de fábricas y entrega de éstas a los obreros organizados en sindicatos, trabas a la manipulación de los medios de prensa burgueses, dirección gubernamental de la economía local, sustitución de las instituciones políticas (municipios, gobernaciones), por soviéts, etc. Del mismo modo, se ordenó que los particulares entregaran todas sus armas de fuego al gobierno, constituyendo con ello una milicia que Leviné denominó "Ejército Rojo de Baviera" (Bayerische Rot Armee) formado por soldados la guarnición local afectos al gobierno y por militantes comunistas, socialistas, y anarquistas."

He aquí, un ejemplo de socialismo (o fase inferior del comunismo) que ha funcionado en la historia. Las causas de su "fracaso" se pueden ver cuáles son en la siguiente otra cita:

"El gobierno de la "República Soviética" trató de oponer resistencia armada en diversas localidades pero fue en vano, ante la superioridad en número y calidad de las tropas con que contaba el gobierno, las cuales pronto entraron en todas las ciudades bávaras a excepción de Múnich. El 29 de abril, en una medida desesperada, Leviné ordenó fusilar a diez rehenes para desmoralizar al enemigo, siendo casi todos los ejecutados militantes ultraderechistas de importancia. Poco después las tropas del Reichswehr se acercaban a los suburbios de Múnich y el 3 de mayo de 1919 las fuerzas gubernamentales tomaban la capital bávara tras días de batalla callejera que dejó un millar de muertos en las calles de la ciudad. Tras esto, unos 700 militantes comunistas fueron arrestados en toda Baviera, siendo varios de ellos condenados a penas de cárcel o a muerte. Eugen Leviné fue condenado a muerte por fusilamiento y ejecutado en junio de 1919."

Así terminó sus días, a pesar del éxito inicial, este modelo de República Socialista bávaro; bajo la fuerza arrolladora de las armas, único lenguaje de los hechos consumados que entienden las clases dominantes cuando ven amenazado y cuestionado su poder.

Es casi un lugar común, cuando estos voceros de la prensa burguesa cacarean que el "socialismo" y el "comunismo" son modelos "fracasados". Lo primero que habría que explicarles a estos señores, para empezar, es cómo puede ser "fracasado" un sistema que nunca se ha podido llegar a aplicar, pues requiere, por definición, como condición básica para su existencia, su internacionalización o, por lo menos, su expansión a la mayor parte del área geográfica del planeta, como es la fase superior del comunismo, o simplemente, "comunismo". El sistema al que probablemente estos señores se quieren referir es a un constructo teórico-práctico, conocido como marxismo o "comunismo científico", que trata de estudiar las condiciones necesarias para la transformación en un sentido socialista de la sociedad actual de clases en la época contemporánea, e intervenir en el contexto político y social actual a fin de aprovechar y dirigir tales condiciones para hacer de ello, de una bonita teoría expresada en el papel y la letra muerta de los libros, a una realidad viva, palpable, "real", hasta alcanzar la consecución final de esa sociedad sin clases y sin Estados llamada "comunismo". Dicho constructo ya ha demostrado sus éxitos y su viabilidad, a pesar de las tremendas trabas y dificultades con que se ha encontrado y que ha debido resolver en su camino, al implantar modelos de transformación social, más o menos acabados, en aproximadamente 1 a 2 tercios de la superficie habitable total del planeta.

Lo segundo que habría que explicarles a estos señores, es si se le puede llamar "fracasado" a un modelo de transformación social que funciona, pero es invadido, aplastado, cuando no hostigado y bloqueado económicamente, una y otra vez, a lo largo de la historia, por parte de un gobierno foráneo que, cuando este sistema se ha instaurado, pueda prosperar y se desarrolle. ¿Cómo se le puede llamar ser "fracasado" a que te invadan y te maten? Sólo una mente enfermiza puede concebirlo.

De este modo sucedió en España en 1936, durante la Revolución Social Española, con sus célebres modelos de socialismo o "comunismo" libertario, en las Comunas Libertarias de Cataluña, Aragón Oriental y Levante, o en la Revolución de Asturias de 1934; célebre pero efímero ejemplo de socialismo y revolución soviética obrero-campesina, bombardeado y machacado por el gobierno reaccionario de la CEDA y su general Franco.

Es esta la razón, y no otra, de que no se pueda aplicar de manera directa una sociedad basada en la desaparición total de las clases sociales y el Estado como es el comunismo, en su fase superior. Mucho menos es concebible entendido como "anarquismo", o erradicación directa de toda forma de poder colectivo ó Estado, incluido, como no, un Estado popular u obrero: porque se necesita de un Estado obrero, democrático, participativo pero fuerte, para impedir que te invada o vuelva a acceder al poder la burguesía y destruya, por la fuerza de los hechos consumados y las armas, tu tan ansiado modelo igualitario. Y a esto, el movimiento comunista internacional, se refiere como "socialismo", o "fase inferior del comunismo".

Estudiando otros ejemplos de revolución y de Repúblicas o Comunas socialistas organizadas, podemos entender mejor qué es el socialismo, o fase inferior del comunismo, e incluso llegar a imaginar cómo podría ser un modelo de sociedad basado en el comunismo, o "fase superior", es decir, una sociedad donde hayan sido abolidas las clases sociales y no existan viejas clases, mafias o grupos privilegiados que amenacen con volver al poder, no siendo, por consiguiente, necesario un Estado popular que mantenga el poder en manos de los obreros. Un sistema así, sería completamente internacional, porque no podría haber clases sociales tampoco en otros países, ya que si no, estas continuarían ayudando económicamente a las viejas clases privilegiadas, antaño potentadas, dentro del sistema socialista, y éstas, con el apoyo económico, mediático, político, armamentístico y financiero, amenazarían con volver a tomar el poder (situación que se repite a lo largo de la historia y que será familiar a muchos).

De este modo se entiende que mientras exista el capitalismo, y existan clases privilegiadas en alguna parte del mundo, no será posible el comunismo, en su etapa superior, y en mucho menor grado el anarquismo, excepto como extravagancia o anomalía histórica. Únicamente el socialismo tendrá cabida, porque será necesario un Estado, en su variedad popular, o democrático-participativa, que garantice y vele por que el poder resida en manos de los obreros, no vuelva a detentarlo jamás la burguesía.

Por eso: es imposible la aplicación directa del anarquismo. Y a este "anarquismo" de aplicación gradual: es decir, a una sociedad sin clases sociales y sin Estado, previa transformación y derrocamiento del Estado burgués, y construcción en su lugar de un Estado obrero-popular basado en el ejercicio de la política por parte de las mayorías, nosotros, los comunistas, lo venimos a denominar "comunismo".

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes